Año tras año los uruguayos sentimos el dolor profundo de ver a nuestros artistas favoritos visitar a la ciudad vecina, sin siquiera pensar un segundo en cruzar el pequeño río que nos separa para darnos el gusto de tocar en algún lugar de nuestro territorio. Es por eso que debemos tragarnos nuestros deseos y trabajar...