¿Pregunta?Las entradas ya están a la venta para el esperado Concierto por la paz y la tolerancia. Hay entradas de tipo abono para los 6 días y entradas individuales por día, y de cada grupo las hay “Populares”, “Preferenciales” y “VIP”.

La mayoría de la gente va a elegir las entradas más económicas  simplemente para no perderse su banda preferida, y poco le interesa donde va a estar sentado (o parado, mas bien) .

Pero, ¿qué pasa con la gente que quiere disfrutar al máximo el show y pagar un poco más por un buen lugar? o cualquier persona, que quiere analizar bien cuál es la oferta para poder elegir su entrada según lo que le conviene más. Están eligiendo a ciegas.  No sabemos qué diferencia una entrada VIP de una normal. No sabemos dónde exactamente va a ser el espectáculo ni la disposición del (¿o hay más de uno?) escenario y las localidades. No lo dicen los organizadores, ni te lo dice Abitab cuando estas parado frente al mostrador.

Tampoco sabemos el cronograma exacto y peor aún, la mayoría de las bandas no tienen la fecha confirmada de forma oficial, al menos en sus sitios web. No estoy dudando aún de la presencia de ninguno de los artistas, pero no pueden pretender que compremos entradas a más de un mes del espectáculo con la poca información seria y concreta que dieron los organizadores. Y encima los precios bonificados en un “30% por tiempo limitado”. Es decir, cuando tengamos información concreta para poder decidir (si es que esto pasa), las entradas van a valer más caro. Creo que para arriesgar la plata es mejor la Quiniela.

Yo les recomendaría que esperen a tener información más concreta o que directamente compren la más barata. De otra manera, corren el riesgo de sufrir lo mismo que les pasó a los que compraron la entrada de $1000 cuando vino Deep Purple el año pasado.